¿Sabías que…? las máquinas recreativas empezaron en el siglo XIX donde ya existían salones destinados al juego con máquinas. Las máquinas funcionaban con monedas pero sin electricidad. Se trataba de mecanismos mecánicos que adivinaban el futuro con predicciones o calculaban la fuerza ejercida por un jugador al golpear con un mazo una superficie e incluso imágenes de mujeres sexys, insertando monedas, siendo este sistema el preámbulo de las futuribles máquinas recreativas. A mediados del siglo XIX es cuando nos encontramos al antecesor del pinball. Estas máquinas se conocían como Bagatelles y seguían siendo mecanismos que no contaban con luz o sonido. Éstas, no disponían de flippers para golpear la bola ni los bumpers para que rebotara.

Maquinas recreativas: Bagatelles.

Se trataba de mantener la bola en una zona de juego y conducirla de manera correcta por una especie de circuito. Pero la máquina de pinball, tenía otro atractivo, era un juego sencillo, repetitivo y monótono incluso. Pero la gente hacía cola para jugar "otra partida más".

Maquinas recreativas: Primera Revolución..

Esto fue la primera revolución de la industria del árcade.

Algunos ejemplos de Maquinas recreativas antiguas.

Spacewar 1962

Steve Slug Rusell, Martin Shag y Wayne Wiitanen son los creadores del Spacewar el padre de todos los matamarcianos.El juego consistía en una lucha intergaláctica entre dos naves espaciales las cuales tenían que racionar el combustible y se veían atraídas por la gravedad de una estrella, y así acabar con la nave enemiga.

Galaxy Game 1971

Galaxy Game se cree que es es el primer juego comercial. Se adaptó a multitud de sistemas domésticos.

Computer Space, los inicios de Atari

Maquinas recreativas: Computer Space, los inicios de Atari.

El inmenso éxito de Pong en 1972 reestructuró por completo el negocio del entretenimiento. Los videojuegos eran más novedosos y confiables que los juegos electromecánicos típicos de la época, pues carecían de elementos mecánicos susceptibles de rotura y desgaste.

En 1973 quince compañías se habían lanzado al negocio de los videojuegos, un negocio que un año antes estaba exclusivamente en manos de Atari. Los videojuegos de estas compañías no dejaban de ser simples copias de Pong, mientras que la compañía que había creado el juego original seguía aportando nuevas innovaciones. Bushnell llegó a editar un manifiesto de circulación interna de clara inspiración hippie en el que declaraba que la compañía «mantendría una atmósfera social donde todos serían amigos y camaradas» y que «Atari no toleraría ningún tipo de discriminación, incluyendo la dirigida a los peludos y a los no peludos». En la práctica el manifiesto se tradujo en una falta de horarios establecidos, así como la eliminación de cualquier regla sobre el uso de indumentaria de trabajo y cosas por el estilo.

El tipo de liderazgo ejercido por Bushnell resultaba también muy particular, pues entre otras cosas, celebraba formidables fiestas como una forma de incentivar a sus empleados, tolerando abiertamente el uso (y abuso) de todo tipo de drogas entre los mismos. Lejos de resultar contraproducentes, estas prácticas promovieron un excelente ambiente de trabajo y la firma comenzó a comercializar una serie de productos cada cual más innovador. Mientras sus competidoras no hacían más que lanzar nuevas copias de Pong, Atari icomercializó nuevos éxitos como Space Race Rebound Gotcha (1973), Quadrapong, ​Touch-Me, TankQwak!, Gran Trak 10 (1974), ​ cada uno de los cuales suponía en la práctica la inauguración de un nuevo género.

En 1975 salió al mercado el Telegames Pong, la primera consola doméstica de Atari distribuida por Sears. El nuevo producto, que permitía jugar a Pong en casa, obtuvo un éxito inmediato, vendiendo cerca de 150.000 unidades, generando una enorme cantidad de ingresos para la compañía y atrayendo a numerosos competidores.

En las navidades de 1977 se podían contabilizar más de 60 copias diferentes del aparato de Atari, y sólo en Estados Unidos habían sido vendidas 13.000.000 de unidades. La llegada de un nuevo tipo de microchip —el microprocesador— a finales de la década supuso una nueva revolución en la incipiente industria de los videojuegos.

En 1971Intel había sacado al mercado el primer microprocesador de propósito general de la historia, su modelo Intel 4004 diseñado originalmente para una calculadora de sobremesa. El ordenador, medio donde habían aparecido originalmente los primeros videojuegos, era un lujo al alcance de muy pocos todavía a mediados de los 1970​.